• es

5 razones por las que querrás comer en un patio andaluz

Hoy en Manolo León, nuestros restaurantes y catering en Sevilla, queremos hacer gala de uno de los rincones más bonitos de nuestro establecimiento: un patio andaluz que llena de tradición y belleza cada velada.

La decoración de los patios andaluces tiene raíces religiosas, ya que era un tipo de ofrenda que se hacía a los dioses o a los seres queridos que habían fallecido. Cada persona elegía una planta que representaba a quien quería homenajear y la colocaba en un lugar del patio. De esta manera este espacio se iba llenando de plantas y flores hasta conformar un pequeño jardín. Con el paso de los años fue tanta su belleza que a día de hoy se realizan fiestas en honor a ellos y están considerados una de las actividades turísticas más buscadas de nuestra Comunidad Autónoma.

manolo-leon-patio-sevillamanolo-leon-patio-sevilla

Por el encanto que tienen, y por la suerte que tenemos nosotros de recibir a nuestros clientes en uno de ellos, hoy os damos 5 razones por las que comer en un patio andaluz puede ser una experiencia inolvidable.

Los colores: un enclave natural en el que el color es la pieza clave. El verde se ve acompañado de rojos, rosas, amarillos y buganvillas entre otros, cada uno con una tonalidad única como única también es la flor a la que pertenece. Esta mezcla de colores hace bello todo cuanto le rodea siempre.

Los olores: la fusión no sólo existe en la cocina, en este patio andaluz los olores también se funden. El olor que desprenden algunas flores, azucara en cierta manera el de los platos que aquí se sirven. En primavera estos aromas se acentúan y provocan las delicias de los que aquí reposan.

La belleza: y no es ningún misterio que la belleza más perseguida es la natural. Las flores nos abren todo un mundo de posibilidades con los que crear rincones envueltos de color y magia. El conjunto supera con creces el encanto de una pintura, convirtiendo el patio andaluz en un auténtico paraíso para la vista.

La paz: porque aunque parezca mentira el ruido de las plantas puede resultar muy relajante. El viento mece cada una de las especies florales que aquí existen, provocando un leve pero relajante sonido; perfecto para disfrutar de la gastronomía andaluza y olvidar el estrés diario por un momento.

La magia: y sí, con antecedentes religiosos es imposible no contar con ella. Lo cierto es que los patios andaluces cuentan con un halo de magia y encanto de los que todo el mundo habla. Puede ser que el recrear lugares casi de cuentos nos haga dar rienda suelta a la imaginación y nos impregne de esa magia; pero sea lo que sea, lo mejor es que lo descubras por ti mismo. El patio andaluz de Manolo León es el enclave preferido para cenas de aniversario, de pedidas o similares, por ese toque romántico único en Sevilla.

Por la belleza de los patios andaluces y por la calidad de nuestra cocina, en Manolo León, nuestros restaurantes y catering en Sevilla, te invitamos a que descubras en primera persona esta experiencia inigualable. Desde nuestro rincón preferido podrás probar una gran variedad de platos y tapas con los que darle un capricho al paladar.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *